Jueves, 28 Diciembre 2017 10:02

Un sueño hecho realidad. Alberto entregó viviendas de los Planes Progreso y Sueños, después de que el actual Gobierno retomara las obras inconclusas por la gestión anterior. Histórico cierre de año entregando 32 viviendas en Buena Esperanza Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
El gobernador Alberto Rodríguez Saá entregó 32 viviendas en Buena Esperanza a familias numerosas y a madres solteras en un cierre histórico de año. El gobernador Alberto Rodríguez Saá entregó 32 viviendas en Buena Esperanza a familias numerosas y a madres solteras en un cierre histórico de año.

 

Carola y Jésica Torres son hermanas gemelas, y ambas recibieron su vivienda. “Tenemos una alegría inmensa”, dijo Carola, mientras que Jésica agradeció “al gobernador por cumplirnos nuestro sueño”.

Alicia Cabañas, la primera beneficiaria en recibir la llave de su nuevo hogar, manifestó: “Estoy muy emocionada y muy alegre. A pesar de los 74 años que tengo, voy a tener mi techo propio para disfrutarlo y agradecer al Gobierno provincial y especialmente al gobernador”.

Azucena González señaló que “hace treinta años que vivo en Buena Esperanza. Es un sueño cumplido para mí, no esperábamos que la casa llegara”.

Estos son algunos de los testimonios de las 32 familias que en Buena Esperanza, recibieron su casa. ESAS CASAS QUE POGGI NO TERMINÓ Y QUE HUBO QUE RECONSTRUIRLAS PORQUE  QUEDARON EN UN TERRIBLE ESTADO DE ABANDONO.

El Gobernador entregó en mano las llaves a 32 mujeres, una por cada familia beneficiaria. El barrio está compuesto por familias numerosas y madres solteras.

“Le vamos a poner el nombre de una mujer al barrio. Hay una mujer de San Luis que ha tenido renombre en estos días: la madre Catalina de María, fue llevada a la condición de beata por una resolución del Vaticano. Ella fundó la orden de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, una orden sólo de mujeres. Su última obra fue en San Luis, y fue la puesta en marcha del Colegio ‘San Luis Gonzaga’. Si ustedes me aceptan le vamos a poner Catalina de María”, dijo el Alberto a lo que los nuevos residentes respondieron con un fuerte “sí”.

Seguidamente, el mandatario dijo: “Este es el último acto que hago en el año. Y justo es una entrega de viviendas. Para un gobernador no hay nada más lindo, soy inmensamente feliz”, y agregó: “El año que viene vamos a ser sembradores de esperanzas”.

“Que el año que viene sea mejor que este, eso se llama esperanza, y este pueblo se llama Buena Esperanza, las mejores esperanzas para todos. Desde este último acto, le mando un abrazo y un saludo a todo el pueblo de San Luis, que el año que viene lo vamos a vivir con alegría, perseverancia y con sueños que vamos a cumplir. Feliz Año Nuevo y que el año que viene se cumplan todos los deseos a todas las mujeres, hombres y niños de la provincia de San Luis”, concluyó.

 

Visto 337 veces Modificado por última vez en Jueves, 28 Diciembre 2017 10:42