Lunes, 02 Abril 2018 02:56

Adolfo: el mensaje de Alberto es tranquilizador y esperanzador. Vè bièn que Poggi reconozca que la Naciòn no puede castigar a los Municipios porque San Luis es lògico-Lo ovacionaron adentro y afuera- Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Adolfo Rodriguez Saà fue a la Legislatura y cosechò adentro y afuera ovaciones, casi como un actor de cine.

En ese sentido y luego de escucar al Gobernadot, Calificó de "excelente" el discurso del Gobernador. 

"Fue un mensaje tranquilizador", expresó el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá mientras saludaba a decenas de militantes, que buscaban darle un abrazo, un beso o sacarse una foto. Sonriente, contento, sobre las escalinatas de la Legislatura, el ex mandatario puntano recibía el cariño de la gente -en un vínculo que sigue intacto- y dialogó brevemente con los periodistas, tras participar de la 31º apertura de sesiones legislativas. "Fue un discurso excelente. Alberto dio un mensaje muy tranquilizador", agregó mientras seguía besando a militantes de todas las edades.

Al tiempo que los militantes repetían el viejo cántico "¡Adolfo, querido, el pueblo está contigo!", el senador reveló el contenido de la charla que mantuvo con el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el Presidente de la Nación, Mauricio Macri.

"Yo siempre tuve diálogo con el gobierno nacional y lo mantengo, como siempre. Con Marcos Peña siempre mantuvimos una excelente relación, no puede ser de otra manera", añadió. 

Consultado por los periodistas sobre si analizaron el alcance de la deuda que el Estado nacional mantiene con San Luis, que incluso tiene un fallo a favor de la provincia por parte de la Suprema Corte, manifestó: "Cuando nos reunimos hablamos de todos los temas. Conversamos de cuestiones relacionados al ámbito nacional y que competen a la actualidad provincial", explicó el senador.

A su vez, Adolfo opinó sobre un texto que su par Claudio Poggi (Avanzar-Cambiemos) presentó ante la Cámara alta de la Nación relacionado al Fondo Federal Solidario. "Creo que el senador Poggi presentó un proyecto sobre ese ítem. Me parece interesante", contó.

Adolfo siguió saludando a sus seguidores que, incluso, le entregaron cartas y le hicieron pedidos. En la caminata hasta su auto, Rodríguez Saá escuchó los requerimientos de la gente. "Voy a leer tu carta, la voy a leer personalmente", le respondió a una mujer.

Casi al final de la caminata un grupo de chicas con remeras de color naranja le pidieron una "selfie" a la que accedió feliz. "¡Te queremos Adolfo!", le gritaron al tomar con éxito la fotografía.

Antes de irse, como para reafirmar sus convicciones y dejar más clara su opinión sobre lo que dijo su hermano, Rodríguez Saá volvió a opinar: "El mensaje de Alberto fue tranquilizador, esperanzador", cerró y se fue sonriente por la mañana que vivió.

Visto 790 veces