Martes, 10 Abril 2018 01:11

Angel Rafael Ruiz: " me retiro de la polìtica porque Poggi es otro, no se si no quiere volver o acordar con los Rodriguez Saà-Adolfo es imbatible" Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El dirigente del PRO Ángel Rafael Ruiz anunció que se retira de la política, luego de haber intentado presentarse como candidato a gobernador de San Luis por el partido que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia y lo hizo mediante washap interno del PRO, que se hizo llegar a algunos medios como EA.

El primer vicegobernador de Adolfo Rodríguez Saá dio a conocer su decisión a través del grupo de Whatsapp del PRO de Villa Mercedes, molesto con los manejos del espacio a nivel nacional y las actitudes políticas de los dirigentes locales. 

“Comuniqué mi decisión de jubilarme de la política al grupo de Whatsapp de mi partido, el PRO. Estuve 48 años en el Partido Justicialista y después me fui al PRO”, remarcó el ex ministro de Gobierno, durante el anterior mandato de Alberto Rodríguez Saá. 

“Cumplí 69 años, no tengo ganas de soportar nada. Digo lo pienso, digo lo que siento y hago lo que tengo ganas de hacer”, afirmó. 

El dirigente reveló que tras los comicios del 2017 “me tomé varios meses para reflexionar, después de algunos hechos que sucedieron y me hicieron ver desde otro lugar lo que ha sucedido en la provincia”. 

Ruiz argumentó su “jubilación política” en varios hechos ocurridos en el último tiempo. “El PRO no plantea desde un principio las cosas desde una posición vertical y rígida. Entontes me entero que el vocero presidencial transmite la decisión de apoyar a Claudio Poggi como candidato a gobernador”, cuestionó. 

“Por otro lado – siguió -, hice una crítica severa a la campaña electoral porque no podía entender cómo en 60 días se habían perdido 40 mil votos. La lectura de la PASO (dentro del frente Avanzar y Cambiemos) fue equivocada y no hubo posibilidad de tener planes alternativos. Jugamos una sola carta y perdimos como en la guerra”. 

Además, reconoció haber apoyado a Poggi en los comicios del 2017, pero reconoció que su visión cambió tras el acto electoral. “El Poggi que yo pedí que votara el pueblo de San Luis lo vi diferente. Conocí otro Poggi en este tiempito que pasó después de la elección”, sentenció. 

“Nunca desconfié de Poggi, no sé si quiere volver con Rodríguez Saá o no. Yo pensé que podía tener un acto político inteligente, que era quedarse en la Cámara de Diputados y no entregarle una banca al oficialismo. Se fue al Senado y formó un bloque que no sé si es unipersonal o ha formado un bloque con (el senador por San Juan, Roberto) Basualdo”, agregó. 

En este sentido, remarcó que Poggi nunca se brindó del todo a Cambiemos, el frente que lo apoyará en su candidatura gubernamental. “No veo que el Comandante del Ejército local juegue a fondo. Jugar a fondo es jugarse en el bloque, ponerse la camiseta. No se la juega”, insistió. 

El dirigente también criticó que el jefe de Gabinete de Macri, Marcos Peña, haya recibido a Adolfo Rodríguez Saá, quien además se dio un abrazo con el Presidente. “Uno va descubriendo cosas en el camino que lo hace sentir mal. Después de todos los agravios que ha recibido el gobierno nacional de parte del gobierno ´provincial, creer que tienen actitudes diferentes, conociendo cómo es el paño…sabemos que siempre esas acciones son concomitantes no divergentes. Es inocente creer que uno es bueno y el otro es malo”, indicó. 

También apuntó contra el rol de la oposición de San Luis: “Si nosotros queremos enfrentar al Gobierno de la provincia con la obra pública, con la dádiva y la prebenda, la oposición nunca va a ganar porque ellos son los campeones mundiales de eso. Cuando uno hace un planteo serio, para atacar la necesidad de recuperar la vigencia del estado de derecho, recuperar los principios republicanos, lograr que el derecho no esté sometido a la política, que la política esté sometida al derecho, y que la política y el derecho estén sometidas a la ética, y te miran como si fueras un marciano, te das cuenta que estás pregonando en el desierto”. 

Por eso, consideró que Adolfo es “imbatible” en el ámbito local. “De alguna manera, el Adolfo es imbatible, porque no veo en la oposición que quiera plantear una pelea de poder real, de poder de verdad”, lamentó. 

Aunque consideró que a los hermanos que gobiernan la provincia desde el retorno de la democracia, en 1983, “les queda un mandato más y se termina”. 

De todas maneras, no descartó un acuerdo entre Poggi y Rodríguez Saá: “Todo es posible”.

 

También consideró que el intendente de la capital, Enrique Ponce, puede convertirse en un alfil del Gobierno nacional en la Provincia. “Si los gestos políticos siguen valiendo, Ponce ha tenido gestos políticos. No sé qué puede pasar porque los gestos de la dirigencia nacional del PRO son difíciles de interpretar”, remarcó.

Visto 985 veces