Domingo, 10 Junio 2018 13:12

Alejandro Cacace ìntimo: que piensa de Poggi, de Riccardo y de su futuro -Sàdico polìtico sin lìmites- El maquiavèlico dirigente radical que piensa que el fin justifica los medios y que lo indefendible es defendible. Sin techo polìtico- Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Alejandro Cacace, màs allà de lo que se lo pueda discutir, es el dirigente radical con mayor formaciòn y visiòn del espectro opositor por lejos.

Maquiavèlico, sabe que està un paso adelante de todos y eso muchas veces lo hace cometer errores o entrar en un cono de contradicciones que lo pueden llevar al ostracismo, como pretende el poggismo, que en la intimidad lo ve como enemigo o competencia real. 

Cacace, no es una casualidad, es una causalidad de una UCR, que se ha movido al azote del dirigente puntano, aùn de las consecuencias.

Hizo a Ponce Intendente en el 2011, jugò para atràs en el 2015 de nuevo contra Daniel Rodriguez Saà para ayudar a Ponce nuevamente y siente que es el ùnico que le puede decir cosas al trànsfuga polìtico Intendente de San Luis, a quien pretende poner contra las cuerdas y arrodillarlo para llegar o intentar èl llegar al Municipio. Me debe favores dicen que dice Cacace y ha llegado el momento de cobrar las facturas. Sabe que lo de Petrino es una pantalla para tirar de la cuerda de parte de Ponce para llegar a ser Candidato a Diputado Nacional y nada màs, favor que Cacace estarìa dispuesto a conceder.

Salvo que se vuelva loco, Ponce sabe que los tiempos en el Municipio estàn contados, dicen que dice el `lider radical.

Cacace, que corre como espantado en la polìtica, sabe que es el lìmite en cualquier discusiòn radical y lo que èl diga, serà asì. Riccardo es un invento de Cacace, Rocha lo mismo y sabe que si èl no deja entrar a otros sectores, serà lo que èl dice. Es implacable cuando se empaca, aùn con respeto, pero su formaciòn maquiavèlica de ir a fondo varios la han sufrido. 

Sobre Poggi, Cacace sabe que ès lo que èl decìa cuando era Gobernador, un sujeto sospechado y que utilizò el estado de prestado para sus vanidades. Lo ha tratado de ladròn  y lo acusado de todo y hasta lo denunciò en la justicia.

Cacace, sabe que èl està rezagado en Naciòn donde no llega a fondo, pero en lo Provincial, a Poggi el ùnico que le puede poner lìmites es èl mismo. 

Yo tengo autoridad moral, dicen que dice Cacace, èl no y en polìtica el freno se pone por ahì.

Cacace, cree que puede armar el mapa electoral completo y con su Cantera Popular que èl cree es la renovaciòn opositora que se necesita y no otra y en eso Cacace no le importa faltarle el respeto a nadie de la vieja guardia radical.

Cultor de que el fin justifica los medios, admirador y lector de Nicolàs Maquiavelo, es hoy el defensor de lo indefendible, donde a Ale, poco le importan las bases radicales y defiende el neoliberalismo actual de Macri, como si fuera lo màs natural del mundo.

Parece un ex radical, dice Pupa, pero a Cacace no le importa lo que diga ni Pupa, ni Ceballos, ni Quevedo, su sombra es èl mismo y lo hace sentir todo el tiempo, donde su làtigo polìtico lo han sentido hasta quienes lo idolatraban como Nacho Morris, que es hoy un reiventado del Cacacismo. No perdona y es sàdico en lo polìtico y eso lo ha hecho un atemorizador en lo polìtico, cuando se busca desordenar.

Alejandrito, como le decìa el viejo zorro radical Horacio Quevedo, ya es Alejandro en serio hace rato y no va a dudar de cortar cabezas y ponerle lìmites a sus contrincantes internos, simplemente porque se considera el mejor cuadro polìtico opositor de èstos ùltimos diez años. 

Visto 488 veces