Lunes, 09 Julio 2018 10:37

Saliò Poggi a la cancha, pero su realidad es la que Ponce dice: es un lavador de dinero y ladròn, mal que le pese. Dejò una Provincia devastada y pretende hacerse el mesìas-Su gestiòn para tomar memoria Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Si hay algo que no tiene Poggi es verguenza de ser hipòcrita y bien lo graficaba Enrique Ponce, cuando el cordobès lo chicaneaba con pauta desde su medios propios.

Su induditativa forma de hacer polìtica,  de recrear momentos de su gestiòn de haber dado plata para que se coreara su nombre, muestra el asco que del pensar de su parte,  que se autocree, que ha sido un Mesìas o el salvador de San Luis.

La realidad es que se creyò un vivo y luego de venir seco de Còrdoba y hacerse rico y millonario en San Luis y que surge de una declaraciòn jurada que es una farsa.

Nadie podrìa tener 40 propiedades, mansiones o campos y vacas, siendo un alto empleado de la Provincia, salvo que tengamos que creer que las propiedades como declarò Poggi, valgan 40 mil pesos cada uno. Ponce, el Intendente de San Luis lo encasillò perfectamente que hay Lavado de Dinero y Corrupciòn en semejante patrimonio.

Deberìa ser èsto derivador de una denuncia por estafa procesal, porque verdaderamente es engañosa y engaña a la oficiona anticorrupciòn que en San Luis solo denuncia a minùsculos radicales como Lucas Zeballos.

Y no la acaba Poggi con las farsas, porque hace unos dìas pùblicamente y sin verguenza dijo que la Naciòn subsidiaba a los Bomberos Volentarios, cuando la realidad es que la Naciòn es un simple distribuidor del dinero que retienen las aseguradoras de cada pòliza que es la que va a cada Cuerpo de Bomberos, farsa total para el cual se prestan impresentables que creen que se puede mentir todo el tiempo.

Usando sus medios propios, Poggi dice ahora que no le cree a Rodriguez Saà, pero deberìa creerle, porque verdaderamente fue el Alberto el que le terminò reparando todas las cagadas que se mandò durante su gestiòn y que Poggi cree que nadie tiene memoria.

El cordobès que dice representar a San Luis, pero solo representa a a èl mismo y a su señora, le diò millones duante su gestiòn la paseò por el mundo y ahora la tiene de ñoquis por cien mil pesos mensuales, deberìa dar explicaciones del desastre que dejo, que vale la pena memorizar de nuevo.

3600 casas abandonadas, que el Alberti debiò terminar o empezar de cero en muchas casos, abandono de Hospitales como los de Merlo porque sus amigos empresarios se cobraron toda la plata con sobrecertificaciones millonarias para luego concursarse y no pagarle a nadie y dejar cheques sin fondos por todos lados, o haber malgastado para pasear a su mujer 300 millones en unos Juegos Panamericanos truchos, o haber gastado millones en buscar Petròleo, o hacer Playones en Escuelas sin chicos o autodarse millones en Fundaciones de su Ministros o el de su propia mujer , o la corruptela de regalara terrenos en La Punta donde seguramente le van a pintar los dedos, son los ejemplos por los cuales èste hombre sin principios, deberìa respetar.

Pero su caradurez y su ego es tan grande, que hasta la memoria de su padre ha violentado, la que pùblicamente decìa respetar cuando asumiò y prometiò ser agradecido con quienes le dieron todo, el Adolfo, no solo que no lo hizo, sino que es un hipòcrita, ya que cuando escupe, escupe para arriba.

Hoy mal en las encuestas y preso de un odio mezclado con frustraciòn, todavìa cree que San Luis no lo han descubierto en sus farsas, pero ya fue descubierto, mal que le pese, mucho antes por Enrique Ponce, un hombre que mas allà de las diferencias, va al frente con lo propio y con nada regalado.

Visto 735 veces