Viernes, 14 Septiembre 2018 11:22

Alberto entregó los primeros 102 cheques en San Francisco. Alejó la angustia e incertidumbre de los pequeños comerciantes de Belgrano y Ayacucho. Un beneficio para evitar que la crisis económica nacional los obligue a bajar las persianas Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“Diciendo y haciendo”, expresó el gobernador al abrir el acto en San Francisco del Monte de Oro. Los cheques por $50 mil que en calidad de préstamos blandos entregó este jueves Alberto Rodríguez Saá

 “No bajen las persianas, luchemos juntos”, expresó el gobernador luego de entregar personalmente las órdenes de pago a los comerciantes.

Acompañados por familiares, amigos y algunos con sus empleados, el grupo de beneficiados de Belgrano y Ayacucho generaron un clima de sorpresa, alivio y festejo por la rapidez en recibir el cheque que les prometió Alberto hace exactamente una semana cuando los convocó en este mismo lugar.

Victoriano Funes, vecino de la localidad de Luján, expresó: “Estamos muy felices porque nos sentimos acompañados”, y agregó: “A la plata la voy a usar en la compra de productos para mi negocio”.

“Tengo un autoservicio,  e invertiré la plata en mercadería”, dijo Omar Soler que vive en San Francisco, y sentenció que “en este momento es lo mejor que nos puede suceder, que el gobernador nos dé una mano”. En este mismo sentido, César Raimundo de la misma localidad expresó que “es una ayuda muy grande para los comerciantes”. 

Carmen Olguín llegó de Villa General Roca, recibió el préstamo y se mostró muy contenta por la ayuda. “Lo voy a usar para comprar mercadería para mi negocio”.  

Heidi Gauna de Candelaria explicó que comprará productos para su negocio y que es un gran apoyo para los expendedores de la provincia. Por su parte, Luisa Torres, también de Candelaria, recibió su cheque y comentó: “Estoy muy contenta. Esto es una gran contribución para salir adelante”.

Candelaria Lucero vive en San Antonio, en el departamento Belgrano, tiene una gomería y se mostró muy agradecida por el apoyo del Gobierno puntano.

Y así seguían los testimonios que EA recogía en el poli de San Francisco que se pueden resumir en sorpresa: por la actitud del Gobierno en acompañar al sector y la rapidez de la acción y alivio: porque cada uno podrá paliar la situación con un dinerito extra que en la mayoría de los casos irá a parar a la reposición de mercadería.

Visto 153 veces