Viernes, 05 Octubre 2018 13:06

El Gobierno provincial relanzó el Plan Toro y el Plan Apícola, para beneficiar a los que menos tienen con políticas sanitarias de fuerte impacto Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hay dos directivas muy marcadas del gobernador Alberto Rodríguez Saá para todas las políticas que lleva adelante San Luis: ir de la periferia al centro y priorizando a los que menos tienen. En esta dirección, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción relanzó dos iniciativas que siempre pusieron a la provincia por encima de la media nacional, apuntadas a los pequeños y medianos productores: el Plan Toro y el Plan Apícola.

El Plan Toro ya pasó con éxito por cinco departamentos provinciales (Dupuy, Pedernera, Pueyrredon, Belgrano y Ayacucho) y ahora cubrirá los cuatro que restan para completar toda la geografía de San Luis. Por eso los técnicos del Ministerio comenzaron a implementar diferentes acciones en Pringles, San Martín, Chacabuco y Junín. Según los datos aportados por Senasa a partir de la última campaña de vacunación, estarían en condiciones de acceder al beneficio unos 2.043 productores de estos departamentos, que tienen unos 4.457 toros.

Es un plan de control y erradicación de las enfermedades reproductivas, a partir de revisiones veterinarias y el posterior análisis en el Laboratorio del Campo (sin costo para el productor) en busca de casos positivos de tricomoniasis, campylobacteriosis y brucelosis en los animales pertenecientes a productores de menos de 100 vacas. A diferencia de otras provincias, que se limitan a detectar los toros enfermos, San Luis va más allá: los quita del rodeo para mandarlos a faena y los repone, sin cargo para el productor, por toros de mejor genética, comprados siempre en la provincia, para cerrar un círculo comercial virtuoso.

“El desafío es enorme, porque es la primera vez que encaramos cuatro departamentos de manera simultánea. Decidimos hacerlo así porque comparten características productivas similares y predominan en gran medida (más de un 80%) los pequeños productores de cría. Las distancias a recorrer y las instalaciones con que cuentan los productores dificultan en gran medida el trabajo de los veterinarios, pero habrá tiempo, ya que decidimos extender por dos años el plazo del saneamiento, que una vez concluido deberá dejar a San Luis con un estatus envidiable”, acotó Sergio Freixes, el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Al igual que pasa desde que largaron el plan, los trabajos serán realizados por veterinarios particulares, matriculados en el Colegio que los nuclea en San Luis, quienes además brindarán asesoramiento técnico a los productores. Sus honorarios profesionales y viáticos serán solventados por el Gobierno provincial.

El plan busca principalmente aumentar el número de terneros nacidos, ya que se considera que estas enfermedades son responsables de que las vacas registren entre un 5% y un 10% menos de nacimientos por cada una. Se podrían producir unos 35.000 terneros más nacidos por año, que convertidos en novillos podrían representar unas 12.000 toneladas de carne más producida en la provincia por año.

“Esto tiene un impacto directo en el desarrollo productivo bovino de San Luis y en consecuencia en la generación de más mano de obra provincial y de carnes para el consumidor local, que ya cuenta con el Plan ‘Carnes San Luis’ para obtener mejores precios en la góndola”, agregó Freixes en contacto con EA.

Por otro lado pretende que los pequeños productores tengan acceso al asesoramiento veterinario, el cual muchas veces es demasiado costoso para su presupuesto.

Dosis gratuitas contra la Varroasis

En cuanto al Plan Sanitario Apícola 2018, consiste principalmente en la entrega gratuita de medicamentos para el control y prevención de la Varroasis en las colmenas de productores apícolas puntanos, una enfermedad que afecta significativamente la cantidad de miel que pueden extraer porque mata a las abejas.

El objetivo principal es prevenir a nivel provincial focos de contagio de varroa, a través del control del ácaro. Pero también “incorporar a la formalidad a los productores apícolas, permitir el mejoramiento sanitario, evitar daños económicos, incrementar la productividad de los apiarios de la provincia y  mantener la calidad de los productos obtenidos”, enumeró Freixes. 

Al igual que el Plan Toro, pretende abarcar los apiarios de aproximadamente 100 pequeños y medianos productores, aquellos que cuenten con hasta 360 colmenas. Deberán estar formalmente inscriptos ya que se les exigirá el  registro RENAPA actualizado y vigente -sin excepción- y con carácter obligatorio.

La varroasis es considerada la enfermedad que más daño produce a la apicultura por su universalidad y la falta de mecanismos de control eficientes e inteligentes. Actualmente hay planes de investigación en desarrollo para trabajar con líneas de abejas resistentes a la varroa, pero mientras tanto San Luis aporta con fondos propios a la erradicación a partir de la distribución gratuita de Aluen Cap, que es el medicamento.

Visto 101 veces