Jueves, 11 Octubre 2018 17:47

No hubo humo blanco en el P.J., Alberto mostró sus cartas y la situación política peronista se encegueció- Lo que no se debió hacer en el P.J. se hizo hoy para enervar ánimos- Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

La reunión del P.J. terminó como tenía que terminar, con más tirada de la cuerda.

Alberto llegó solito y sin polemizar ni hacer enerves de situación, mientras en el P.J. con poca gente, casi todos mercedinos, se unificaba con remeras y carteles, documento de por medio, una posición que no tenía sentido.

Adolfo se juntó con Alberto y la situación fue dramática.

De entrada Adolfo quiso imponer condiciones y Alberto lo puso en su lugar.

Nada de condicionamientos, acá la situación es otra y la política importa otras cosas fue la frase, mientras en la sede partidaria se imponía la firma de un documento y remeras azules para demostrar no se sabe que.

Sin dudas la unidad deseada con éstos horrores de imposición política en el propio P.J,  no era el camino correcto.

Adolfo dijo que quería ser y Alberto le respondió que no era candidato a Presidente, con lo cual la insistencia de Adolfo de imponer su Candidatura casi de prepo sin hablar, importó casí el final de la reunión.

Lo demás fueron cuchicheos sin sentido que terminaron apagando una reunión, donde la imposición política inevitablemente conduce a tropezar.

Lo único positivo fue el sentir de que aún con las diferencias el diálogo político puede ser el formato para achicar las diferencias, que hoy fueron insalvables.

El grito final de Adolfo de que todo sigue igual, a su gente, la mayoría de un partido vacío aportado por el Municipio de Villa Mercedes, prueba que no todo se puede imponer.

Visto 1546 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Octubre 2018 18:12