Jueves, 29 Noviembre 2018 11:41

Alejandro Cacace, Mirábile y Marcelo Sosa, pretenden cogobernar, al revocar la licencia de Monez Ruiz y borrar con el codo lo que escribieron con la mano-Juampi Funes ya se cree gallito y Riki Chávez Monzón-Lo de José María Escudero es sin palabras. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Alejandro Cacace, tal como lo dijo Monez Ruiz, es el actual Presidente de la Cámara de Diputados y maneja a su antojo el el bloque antialberto como quiere, donde Marcelo Sosa, que parece haber perdido la memoria de lo que es y por quien es, deja que se haga y deshaga al antojo del nuevo Jefe del interbloque.

En ese sentido ayer se pusieron de acuerdo nuevamente y ya pretenden cogobernar, ya que revocar la licencia de Monez Ruiz para obligarlo a que vuelva o renuncie a Diputado, es justamente eso, intentar voltear el Gobierno.

Borraron con el codo, lo que autorizaron con la mano, les dijo María Eva Morel, en la cara y no pudieron contestar, les dió verguenza no contestar y prefirieron algunos perder la memoria y hacerse los toritos.

Lo de Cacace es lógico, es opositor, pero lo de Marcelo Sosa, es realmente impresentable.

Los que conocen la historia, saben de donde vino Sosa, quien lo hizo algo, quien le dió chapa y hasta quien lo ayudo a realizarse como persona y como funcionario, pero se nota que la memoria ya no sirve.

Lo increíble, es que hay escuchar a personajes como Juampi Funes, que ya se creen gallitos, donde si le hurgaran un poco su gestión que lo hizo conocido, se haría agua.

Inflado por regalos como el propio o el de su madre que nadie sabe para que ha estado en la Cámara de Diputados de la Nación, cree que no tiene techo, pero si solo se mirara el negociado del transporte durante su gestión, posiblemente dejaría de hacerse el gallito, nos dice una fuente de Deportes. Tiene suerte, el Alberto no está ni va a estar en la roña.

Lo de Riki Chávez, es previsible, cree que torear luego de que el Alberto lo rescatara de una paliza en la Villa de Merlo donde es perdedor, lo hace mejor persona y absolutamente no lo es, ya que la derrota en Junín, justamente se dió por errar en los nombres, nos dice un cercano a la mejor dirigente peronista de Merlo, Gloria Petrino. Solamente la acción de dar todo de parte de Alberto, no lo privó de ser un cadáver político, pero de pededor no lo rescata nadie.

Resulta hasta chistoso que José María Escudero, se haga el líder, cuando luego de las PASO, donde fue apabullado, parecía un perrito mojado y sino hubiese sido por la generosidad del Alberto en poner todo en La Toma, posiblemente Escudero hubiera sido minoría. 

Lo de Fernando Casas, que no existe en Candelaria y donde su ex mujer tiene el 70 % de imagen positiva, tiene que ver con el dolor de ya no ser y nada más.

Ayer quedó expresado que el 2019 ya se juega fuerte.

Queda claro que la nueva oposición juega con fuego y se despidió de la sesiones ordinarias con la idea de cogobernar.

Visto 467 veces