Jueves, 27 Diciembre 2018 02:46

Un hito en la historia de San Luis: el gobernador Alberto Rodríguez Saá dio inicio a la obra del Hospital Central. “Estamos engendrando un tiempo nuevo, abrazando lo más avanzado de la humanidad con algo tan sensible como la salud pública”, dijo Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El primer mandatario provincial firmó esta tarde noche el decreto de adjudicación e inicio de obra para la construcción del Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo” que se erigirá frente a la Autopista de las Serranías Puntanas. En un acto lleno de emociones, Alberto rubricó los documentos que dieron inicio a las tareas que estarán a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) sanluiseñas Semisa, Green SA y Lumma SA. Cientos de personas participaron del acto en el que se destacaron invitados especiales relacionados al ámbito sanitario. La inversión total que hará el Gobierno puntano será de $7.099.623.643 millones. Se trata de la obra pública más importante en la historia de San Luis y la más grande que se emprende en el país. La inauguración del edificio y su puesta en funcionamiento están previstas para marzo de 2020.

Eran las 21:04 cuando el gobernador a firmó el decreto 6.707 correspondiente a la adjudicación de la obra civil y equipamiento del hospital y a la firma del contrato de inicio de las tareas para la UTE junto al ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, y el representante de las tres compañías constructoras, Daniel Griotti. La emoción fue notoria no sólo entre el mandatario, sus funcionarios y los empresarios, también entre la gente.

“Mejor que decir es hacer y mejor que prometer es cumplir. Estoy muy contento. Hace dos meses y medio atrás pusimos la piedra fundamental y pusimos el nombre de Ramón Carrillo”, expresó Rodríguez Saá al inicio de su mensaje.

“Algo nuevo que estamos engendrando, firmamos y enseguida veremos las máquinas en el nuevo sitio donde estará este emprendimiento maravilloso. Es una obra que tiene un valor económico, quizás el más alto que haya invertido la provincia en su historia. En términos nominales sin dudas es así. Y también en términos comparativos. Pero esta obra quiero que la interpretemos de la siguiente manera. Cuando estaba sentado en los despachos nacionales para hablar sobre la deuda que la Nación tiene con nosotros me preguntaron qué pensábamos hacer con la plata. Les conté, entre otros, el sueño de esta obra. Y encontré la siguiente respuesta, que es para darse cuenta de cómo nos miran a veces. E inclusive para ver cómo nos miran también adentro de San Luis. ‘¿Pero cómo harán una obra de un hospital tan grande en una provincia tan chica?. ¿Cómo harán una obra de 400 camas y 16 quirófanos si San Luis necesita mucho menos?’. Bueno, contesté yo, porque nosotros tenemos derecho a ingresar a la ciencia y la técnica, tenemos derecho a contar con un polo regional para que cualquier argentino pueda venir a nuestro hospital. ¿Por qué tiene que ser sólo Buenos Aires y no San Luis?. Ésa es la mirada del poder central. Ellos me preguntaron ¿por qué no se hace esa obra en otro lado?. Bueno, no sé por qué no la hacen las otras provincias. Es algo que no debo responder yo. Sí puedo dar respuesta de por qué hacemos esta obra”, reveló Alberto.

“Otros dicen que es el Hospital Central es una construcción exagerada. Pero esta obra tiene una importancia enorme porque estamos engendrando algo nuevo, con mucha certeza de lo que hacemos. Dentro de un plan, de una estrategia. Con este hospital estamos ingresando en algo tan sensible, como la salud pública, en lo que se conoce como la revolución de la inteligencia, de la ciencia y de la técnica, del mundo digital, de la robótica y con enormes esfuerzos y capacitaciones”, agregó.

 “Estamos engendrando un tiempo nuevo. Abrazando lo más avanzado de la humanidad. En algo tan sensible como la salud pública. Haremos lo mismo en todas las áreas. Engendrar un tiempo nuevo, con los valores que siempre abrazamos. Estar con lo que más nos necesitan. Siempre con San Luis, por la grandeza de la provincia y por la unión de todos los puntanos”, subrayó casi en el cierre de su mensaje.

“Que este hospital en estos días de Navidad y Año Nuevo sean más que un mensaje. Que los puntanos sintamos que estamos sembrado esperanza. Necesitamos que tener fe y esperanza de que mañana será mejor. Les digo que tengan la certeza que el año que viene será mejor y los años venideros serán mejores”, manifestó Alberto.

Casi en la despedida, el gobernador subrayó los logros de la provincia, un desarrollo que la distingue del resto de los distritos del interior del país.

“No sé, por ahí exageramos y decimos ‘San Luis es otro país’. Argentina pasa por momentos muy difíciles y sería un alarde decir ‘San Luis es otro país’, lastimaríamos a nuestros hermanos argentinos. Pero sí podemos decir con orgullo que somos distintos, que tenemos otro camino, a veces diverso a otros gobiernos, pero sabemos que nosotros vamos a buen rumbo”, remarcó.

Luego de su mensaje, el gobernador junto al público, hicieron la cuenta regresiva para que un grupo de máquinas y camiones partieran simbólicamente, desde Terrazas, hacia los terrenos donde se construirá el Hospital Central. En el predio, del otro lado de la Autopista de las Serranías Puntanas, otro grupo de topadoras y retroexcavadoras pusieron en marcha sus tareas sobre las tierras en las que estará enclavado el “Dr. Ramón Carrillo” y sus residencias médicas.

Sobre el final, fuegos artificiales iluminaron el cielo puntano de muchos colores y la gente aplaudió feliz ese show. Los gritos de ¡Viva San Luis! coronaron una noche histórica para la provincia.

 

Visto 280 veces