Martes, 07 Mayo 2019 10:02

Buena Esperanza: Larroudè quiere seguir dejando su impronta. Obras y proyecciòn en serio. Las mentiras de la oposiciòn local que ya se conocen. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Buena Esperanza, la Capital del Departamento Dupuy, es hoy sinònimo de progreso y sin techo.

La impronta que le puso Fernando Larroudè, a la gestiòn, logrò cambiar la localidad y darle un aire de progreso que era necesario y que sin dudas le darà la reelecciòn en junio.

A eso le sumò una vocaciòn de gestiòn con sintonìa con el Gobierno, que Alberto Rodriguez Saà denotò inmediatamente. 

Recuperò para siempre el Natatorio Municipal, se terminò un Centro Cultural que no tenìa terminaciòn nunca y creò un vivero que serà centro de trabajo y de recursos para siempre, residencias mèdicas nuevas y asfalto hacia los barrios con luz moderna que definitivamente uniò a toda la comunidad. 

El embellecimiento del pueblo para darle aire progresista està a la vista y su preocupaciòn por la salud, lo llevò a pedir cambios que son positivos para la localidad y la zona.

Consiguiò dos plantas potabilizadoras que ya estàn en Buena Esperanza para reforzar la calidad de agua de consumo para la gente, absolutamente necesaria.

Logrò levantar el antro de corrupciòn que fue el abandono de màs de treinta viviendas por parte de la corrupciòn poggista incluida la local, y la gente tuvo sus viviendas.

Todos recuerdan la politiquerìa de Amondaraìn, en 2015, cuando apretaba a los entonces empleados de las empresa truchas poggistas para que lo votaran, que se escaparon tambièn con Poggi y no le pagaron a  nadie.

Ni empleados ni proveedores, cobraron, pero habìa que votarlo y hoy se hacen los democràticos.

Todavìa persisten reclamos laborales de esos empleados negreados y miles de cheques sin fondos de la empresas amigas de Poggi y sus socios locales, que la gente no olvida. 

Hoy se hacen los distraìdos y pretenden engañar a la gente con una pre inscripciòn trucha y de la cual, para los buenesperanzinos, sobra muestra para botòn, de lo que hicieron con el barrio que finalmente hizo y entrego Larroudè.

Decir que van a hacer, cuando dejaron destruir un emblema del pueblo y que hoy levantan otros, es poner las cosas en su lugar .

El poggismo cree que la gente come vidrio y que no se acuerda de la Terminal echa al revès con alto nivel de corrupciòn o una Escuela realizada sin estudio de inundadibilidad sobre la cual hubo que hacer medidas estructurales y estudios para que pudiera inaugurarse y evitar  un desastre.

El poggismo de Buena Esperanza, que se autobeneficiò con prèstamos que nunca pagaron, con obras hechas por ellos mismos y de la cual nunca rindieron cuenta, son la muestra de quienes pretenden seguir vendiendo humo y de quien concreta realidades como Larroudè. 

Buena Esperanza creciò y no justamente gracias al poggismo, que pretende dar ejemplos de administraciòn y no pudieron ni manejar un Club del pueblo.

El aire de progreso de Buena Esperanza, probablemente se termine de consolidar con la puesta en marcha de un Juzgado Multifuero, que redundarà en que la localidad crezca aùn mas. 

Visto 691 veces