Martes, 11 Junio 2019 11:20

Adolfo y la farsa de la Promociòn Industrial: dejò a ir a Whirlpoll, Tualana, Vìa Valrossa, Lanìn, This Week y una decena de fàbricas con rueditas calladito la boca.Al decreto 699 jamàs lo reclamò a Macri por ser su aliado.Su doble discurso. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Si hay algo que Adolfo Rodriguez Saà es falsear el futuro, sin mirar su pasado como gestionador. 

La Ley de Promociòn Industrial que Peròn reconociò en 1974 para las Provincias de San Luis, La Rioja, Catamarca y Tierra del Fuego, fue un acierto, que chocò contra los intereses de Mendoza y otras Provincias que lo vieron como una competencia desleal y que Adre resolviò adhiriendo.

Adolfo no hizo nada, solo recibiò un reconocimiento nacional que Alfonsìn desarrollò, que muchas veces chocò con intereses no sactos, como el escàndalo del mimado de Adolfo, Gustavo Cerioni, que fue escàndalo nacional, ofreciendo negociados en nombre del mismo Gobernador.

Por supuesto Cerioni, hasta ese momento era el màgico de Adolfo, cayendo en desgracia para siempre.

En ese sentido, es de pùblico conocimiento que Adolfo no hizo nada, fue la grandeza de Peròn-Adre  y de Alfonsìn los que ayudaron a San Luis.

Es màs, cuando se instituyò el decreto Provincial adicional al Nacional, fue un regadero de fàbricas en rueditas que terminaron en escàndalo casi todas con la AFIP, ya que eran truchadas, donde en su mayorìa se las dejò que vaciaran todo. 

En cuanto a las empresa serias que que habìa, hubo cuatro grandes que marcaron a fuego, la supuesta defensa de Adolfo de la promociòn industrial falsa y fueron los casos de Vìa Valrossa, Tualana Sudamericana, Whirlpoll y Lanìn, This Week, cinco empresas que no fueron defendidas por el Gobierno de la Provincia de Adolfo y que terminaron cerrando por la nula participaciòn de un estado ausente que mirò para otro lado. 

Sobran ejemplos de industrias que se esfumaron como Varta, Atomik, que no fueron contenidas tampoco por el entonces Gobernador, ni de los supuestos Ministros de Industria que estaban para eso.

Resultado de imagen para gustavo cerioni escandalo

El escàndalo de Espartaco fue sin parangòn y merece un capìtulo aparte.

Hoy hay 18 mil empleos industriales con las grandes empresas consolidadas y donde se agrandan con multimillonarias inversiones como Papelera del Plata, Autosal, Tigombù SA, con un estado que se ocupa de que no las vacìen pìcaros o llegado al extremo de recupero como Ceràmica San Lorenzo. 

En el apogeo de Adolfo, habìa 21 mil, segùn un estudio de su entonces protegido Gustavo Cerioni, hoy con las nuevas inversiones en el Polo Alimentario de Villa Mercedes que es hoy muy fuerte como la metalmecàmica y el complejo industrial de San Luis que es seguido de cerca por el Gobierno actual, se han recuperado. 

Resultado de imagen para gustavo cerioni escandalo

Las Leyes progresistas actuales de promociones provinciales a la industria, al campo han logrado atemperar la parte industrial y ayudar en un contexto durìsmo.

La recuperaciòn de empresas por parte del estado Provincial han ayudado tambièn y el empleo industrial ha crecido.

Entre la fàbricas en rueditas y el cero interès de Adolfo por defender a Vìa Valrossa, Tualana Sudamericana, Lanìn o Wirlpool, se perdieron tres mil empleos, que en parte se han recuperado con las nuevas tecnologìas que imperan en el Polo de la ULP, donde Mercado Libre, Cisko y otras empresas de primera lìnea van en aumento en ese lugar de programaciòn y de futuro de excelencia. 

Es bueno traer a colaciòn lo que decìa Claudio Poggi entonces Ministro de Economìa de San Luis cuando se fue Whirlpool, diciendo" como las posibilidades de persuasión, retención y contención son exclusivas del gobierno nacional, es que rápidamente hemos reaccionado y nos hemos comunicado para tratar de reunirnos con las autoridades nacionales, como para que quede claro quien es uno y quien es otro y como hoy plantean falsas promesas de empleo, que cuando tuvieron que poner lo que hay que poner se lavaron las manos.

Adolfo, un falseador de su propia realidad,  cree o intenta hacer creer que èl fue el autor de la Promociòn Industrial, no solo que no fue, sino que su desatrosa polìtica con escàndalos con truchadas, determinaron que pùblicamente se criticara esa polìtica nacional y que un Decreto, el 699 por èstas razones no se volviera a reglamentar nunca màs.

Prometer lo que no se hizo, sobre la cual no se defendiò o se alteraran las reglas de juego es hoy la realidad de Adolfo, que la gente determinarà el domingo, si le cree o no, a sabiendas de que es una farsa donde ejemplos como Vìa Valrossa, Tualana Sudamericana, Lanìn o Wirlpool.

Hoy al Decreto 699, que el actual Gobierno Provincial ha reclamado sin cesar, Adolfo calla por ser aliado de Macri, otra barbaridad.

 

Visto 408 veces