Lunes, 30 Noviembre -0001 00:00

Villa Mercedes.El aguilarismo y el giraudismo y el festejo silencioso por la caida del merlismo. Dos perdedores que festejaron en la intimidad. Se fueron por la claraboya, fue la definiciòn de ambos sectores. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El 16 se terminò para siempre por lo menos como sector polìtico el merlismo.

El que parecìa inexpugnable, invicto y sin tropiezos, cayò vencido con todo el aparato contra el Maxi Frontera y quedando tercero còmodo inexplicablemente.

Con una soberbia increìble, el merlismo despuntaba hasta el 16 una implacable soltura de triunfo, que hasta parecìa exagerada. Hubo sobre actuaciones de algunos en las redes sociales que no vale ni la pena nombrarlos ahora, que eran realmente despreciables.

El guazcazo del domingo, si bièn fue sentido por dos personas que se le habìan unido por necesidad, esas dos personas a la vez, sentìan que habìan ganado tambièn.

Walter Aguilar y Josè Giraudo, sabìan que el 16, se habìa terminado el mayor enemigo de ambos, el merlismo, el mismo que ellos han despreciado y criticado sin piedad, el mismo que los habìa ninguneado a ambos de las maneras mas bajas que se conozcan.

Si bièn fue derrota para ambos, la derrota del merlismo fue un triunfo para ambos, que vieron como el màs importante Intendente de Villa Mercedes de los ùltimos años, caìa vencido por Anabella Lucero, tambièn su pollo Calderòn, caìa derrotado ante la màquina de Maxi Frontera. 

Un aguilarista le dijo a EA, que Walter festejò como pocas veces la derrota de Merlo y su ida por la ventana de Villa Mercedes.

Un giraudista le dijo a EA, que Josè fue terminante,habrìa dicho que el pueblo nunca se equivoca y que si bièn èl fue leal con Adolfo, le alegraba que se terminara el mayor conjunto de corruptos y acomodados de la historia de Villa Mercedes que ha sido el merlismo.

Ambos lo hicieron con festejos ìntimos, sabiendo que a partir de ahora la lucha polìtica serà de igual a igual con un merlismo que aturdido pretende llevar a cabo en èstos ùltimos tiempos, una agencia de colocaciòn de amigos en el Municipio para arruinar la llegada de Maxi y condicionarla.

No le ganaron ni Aguilar ni Giraudo a Merlo, pero su caìda, les alegrò la existencia polìtica. 

Visto 315 veces