Martes, 25 Junio 2019 00:33

Poggi, con cero autocrítica, le echó la culpa a la gente por no haberlo votado pero el pueblo no se equivoca: cada vez saca menos votos. Fue un candidato que no sembró esperanza. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

EN PICADA, EL PUPILO DE MACRI EN CADA ELECCIÓN PIERDE VOTOS. EL RESULTADO DE LA ÚLTIMA VOTACIÓN FUE UNA NUEVA MUESTRA DE QUE LOS PUNTANOS NO TIENEN ESPERANZA EN ÉL.

La curva descendente de votos cosechados es notoria. En las PASO legislativas de 2017 logró 162.311, en las legislativas generales de 2017 obtuvo 130165 y ahora 99.026 sufragio. LOS NÚMEROS LE DEJAN UNA CLARA LECCIÓN DE QUE EL CAMINO QUE HA ELEGIDO NO ES EL CORRECTO.

'No alcanzó a llegar nuestro mensaje, quizás a todos los hogares que tuvieron que llegar, de esperanza, de un futuro mejor que estaba á alcance de las manos, por pocos puntos...primó, a lo mejor, la resignación y la necesidad de aferrarse a lo poquito que da el gobierno provincial'. La frase pertenece a Claudio Poggi, que tiene cero autocrítica y que optó por culpar a la gente de no haberlo votado. Lo dijo durante una entrevista en FM Universidad luego de quedar, otra vez, segundo en una elección. SU CONVERSIÓN AL MACRISMO NO HIZO MÁS QUE ENCEGUECERLO. SE TRANSFORMÓ EN UN VERDADERO OPOSITOR, EN EL ALFIL DE LA CASA ROSADA EN SAN LUIS Y FIEL A SUS ANTECESORES, REPITIÓ SUS MISMOS CONCEPTOS PARA INTENTAR EXPLICAR SUS FRACASOS ELECTORALES.

 

 

Visto 389 veces