Martes, 10 Octubre 2017 23:14

Adolfo estuvo en el barrio La Ribera, cara a cara con el vecino, escuchando las necesidades, dando solución y pronta respuesta. “Saltando y cabeceando”, fiel a su costumbre. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)
 Es sorprendente como el Adolfo le da respuesta a la gente tan rápido. Da soluciones no promete. Compromiso de la palabra empeñada. Es sorprendente como el Adolfo le da respuesta a la gente tan rápido. Da soluciones no promete. Compromiso de la palabra empeñada.

 

Una mujer de 33 años le contaba sus necesidades al Adolfo y de inmediato le gestionó una ayuda económica para ella y una pensión para su madre. “Dejá pasar un tiempito y me volvés a contar como estás para seguirte ayudando”, le dijo el senador nacional.

ADOLFO DEMOSTRÓ EN ESE ACTO PIENSA Y SE PREOCUPA POR LA GENTE, POR SU PUEBLO POR SAN LUIS.

 Así también lo hizo con un señor en silla de ruedas que tuvo un accidente hace 5 años. “Desde Buenos Aires me cortaron la pensión. MACRI LO HIZO, decían los presentes, compadeciéndose del hombre que hace año y medio no cobra. “Una ayuda económica para él y pediremos que le reintegren la pensión y si le falta algún papel, ayudémoslo”, le manifestaba el Adolfo a su equipo de trabajo que se divide en las temáticas más comunes: trabajo, salud, medicamentos, emprendedores, temas legales de familia, viviendas, etc donde la gente se anota para que el Adolfo atienda o lea cada problema, mientras recibe el cariño de la gente que también se acerca a agradecer y desearle lo mejor al Adolfo, para muchos, fuente de esperanza.

 “Con mucho esfuerzo le pagamos los estudios para que se recibiera de instrumentador quirúrgico, por suerte pude llegar a hablar con él y mi hijo tendrá trabajo”, le contaba a EA la orgullosa madre que además tiene otros 6 hijos. Un ejemplo de lucha, una historia como muchas otras que tienen sueños que en San Luis son posibles de cumplir

Visto 758 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Octubre 2017 23:25