Miércoles, 09 Octubre 2019 00:58

El Molino Fénix de la mano de Anabella Lucero, apoyando las manifestaciones culturales, dando el espacio a los artistas locales para exponer su obra. Carola Ruiz Encinas compartió con el público sus trabajos del último año. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Nosotros volvimos al ‘Molino Fénix’ después del año pasado, porque hemos tenido una acogida muy grande, me han ayudado con todo. Anabella Lucero y los demás estuvieron en todo momento a disposición, para nosotros es como una familia por eso estamos tan agradecidos. Es una gran alegría estar acá, lo digo honestamente y con todo el corazón”, le dijo a EA, Teresa la madre de Carola Ruiz Encinas quien junto a su padre, acompaña en todo momento a la artista.

La directora del Complejo “Molino Fénix” comentó: “Recibimos a Carola una vez más para que pueda hacer uso de las instalaciones para sus obras de arte, en esta oportunidad su muestra anual. El ‘Molino Fénix’ es un espacio totalmente inclusivo que le abre la puerta a todos los artistas de la ciudad y Carola ya es parte de la gran familia que somos. Estoy muy feliz de poder acompañarla en su proceso y camino artístico, siempre será muy bienvenida”.

Sus obras se caracterizan por ser abstracciones con volumen  a veces le agrega junto al acrílico gaza o enduído plástico, o incluso hojas de oro, entre algunos materiales. Finalizada la obra, Carola elige comentar qué quiso expresar, no lo hace previo a su creación, ni durante, solo cuando está terminada. En la muestra se pudo apreciar las “Flores silvestres en el campo”, “Aves que vuelan en libertad”, el “Universo” y “Gente llegando a casa”.

“Carola es una persona con capacidades especiales, todo esto que presentamos es una satisfacción para nosotros y es el camino que ella encontró para poder expresar y desarrollar lo que tiene y siente, que lo hace con mucho cariño y mucho amor”, señaló la mamá de Caro.

Cada una de las personas que asistió a la muestra fue recibida por Carola con su enorme sonrisa, un fuerte abrazo y la gran simpatía que la caracteriza. El público disfrutó además un número de baile interpretado por una amiga. Durante la muestra, los nervios de “Caro” no lograron opacar su dulzura y alegría en un evento solo de y para ella.

Finalmente, mientras se mostraba muy contenta y feliz por compartir sus obras, lugar donde puede representar y transmitir lo que siente, imagina y piensa, Carola comentó qué cuando pinta: “Siento lo que siento, paz interior para mí, lo siento acá”, dice mientras señala su corazón.

 

Visto 144 veces