Miércoles, 18 Octubre 2017 11:07

Adolfo estuvo en Campo Antuna, escuchando dolores y sueños, encontrando un camino a cada uno. El cariño de la gente del Departamento Belgrano hacia un político a quien ven como uno más de ellos Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
El Adolfo llega al corazón mismo de la provincia recorriendo cada uno de los parajes donde ningún político del país va. El Adolfo llega al corazón mismo de la provincia recorriendo cada uno de los parajes donde ningún político del país va.

 

“Sé que no podían llegar hasta mí por eso fui a ellos”, dijo el Adolfo tras su paso por Campo Antuna en el Departamento Belgrano. Las escenas son las mismas que se repiten a lo largo y a lo ancho de la provincia por dónde anda el senador nacional: afecto, entusiasmo, esperanza.

“Por esos caminos no va nadie, sólo el Adolfo, le contaba a EA, Sandra que tiene a sus padres viviendo allí. “Que Dios lo Bendiga y pueda cumplir sus sueños y deseos porque sabemos que son para beneficio de nuestra querida provincia y su gente”, señaló.

Un vecino lo abrazó y le dijo: “siempre usté a la par de nosotros” y tiene razón porque apostar al diálogo es la única forma de seguir creciendo, cara a cara con la gente, sabiendo quién es y qué necesita, cómo piensa. Conociendo las necesidades ahí mismo en el lugar por eso lo ven como uno más de ellos.

“Qué alegría ir hasta tan lejos a buscar nada y traer tanto”, reflexionó el Adolfo luego de despedirse aquellos puntanos que están cercanos a su corazón a pesar de la distancia.

Visto 273 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Octubre 2017 11:16