Lunes, 30 Octubre 2017 00:14

Los grandes ganadores y los grandes perdedores del 22 de Octubre-Por Departamento, los de afuera de las Candidaturas y los periodistas que perdieron- Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Elecciones 22 de Octubre 2017 en San Luis

Quienes fueron los ganadores????

Quienes fueron los perdedores??????

El domingo 22 tuvo en la Provincia de San Luis, por los  resultados, indudablemente tuvo un ganador, Adolfo Rodríguez Saá, que le ganó por caso 15 puntos a un Claudio Poggi, el gran perdedor, que ni siquiera tuvo la grandeza de saludar, seguramente porque no le dio la cara o por vergüenza.

El otro gran ganador fue Alberto Rodríguez Saá, que sin estridencias, con bajo perfil, puso todo el empeño político de gestión, que sin dudas fue determinante para dar el batacazo en San Luis, con repercusión nacional.

El trabajo de los Ministros del Alberto en la Ciudad de San Luis también fue determinante y se los puede considerar también ganadores, ya que se ganó por 6 puntos, en un lugar que siempre ha sido esquivo.

Mas allá de éstas dos caras, en el rubro ganadores pueden situarse por debajo de Adolfo y Alberto,  a Mario Raúl Merlo, que pudo demostrar que su respeto en la política pudo abstraerse de muchos que lo daban por muerto.

La elección dada vuelta en Mercedes, fue el impulso para ganar en la Provincia.

En Pedernera si hay alguien que se ganó un lugar como ganador, fue Ariel Rosendo, que sufrió bajezas de todo tipo y le puso una voluntad que finalmente lo puso como Senador.

Frade le dio una paliza al poggismo que se disfrazó como su jefe y fue otro ganador.

En El Morro el gran ganador fue Silvera que le pegó una paliza a Graciela Bossa, quedó al borde de la jubilación política.

En Mercedes, el P.J. quedó con sus aliados con una amplia mayoría en el Concejo, por lo cual la gente, puso en su lugar las cosas y el gran ganador fue el Frente con Giraudo y con el peronismo K, que aportaron positivamente.

Otros ganadores fueron los jóvenes que encabezaron las listas peronistas en casi todos lados,.

En Chacabuco, el gran ganador fue Miguel Bertola, que en Naschel ganó por paliza y donde departamentalmente se vió ganadores a Jorge Gato Fernández y Daniel Elías, que consiguieron un triunfo histórico para el peronismo

Natalia Oliva en Naschel, Favio Avila y la soberbia de Marcelo Ribba, fueron los grandes perdedores en Chacabuco.

En Junín, los ganadores fueron el peronismo de Santa Rosa,  que aplastaron al mejor Intendente Radical Postiguillo.

 El gran perdedor en Junín fue Sergio Guardia que en su picardía de ocupar el cupo femenino fue pasado al tercer lugar y se quedó sin nada. De K a machista era mucho, dicen los radicales de Merlo, que también gozan de su caída. 

En Pringles quedó claro que si el P.J. juega derecho, no deja dudas y mas allá de que José María Escudero y sus convicciones llegaron, quedó claro que el gran elector en La Toma es Quique Cornejo, Marcelo Páez en Trapiche, Antonella Gil desde Fraga, Camili en Saladillo y Omar Miranda en Carolina que sin nada, liquido al transfuguismo político de Ingrid.

Los grandes perdedores en Pringles son por todas las cosas,  el transfuguismo político de Dominga Torres, el de Juan Fernández y el de Ingrid Blumenciawg y su familia.

 Otro gran derrotado y al que se le ha hecho costumbre perder es Juan Manuel Rigau, que ya lleva dos derrotas consecutivas y perdió por paliza en su Trapiche natal.

En Ayacucho, los grandes ganadores son Päco Macías, Juan Carlos Eduardo y Casismo en Candelaria, donde Alcaraz que apabulló en la categoría Senador, quedó como prenda de unión en el P.J. y sus aliados.

Mariela Páez fue sorpresa y llegó a la Intendencia de Luján, otra gran ganadora.

El gran derrotado y jubilado en términos políticos, fue Julio Gómez, el yabrán de la política al que no lo votó ni la familia.

Otros grandes derrotados fueron el clan Gatica en Luján, que enceguecidos perdieron la brújula política y se quedaron sin nada. 

En San Martín, el gran ganador fue Pablo Garro, que logró unificar al P.J y la muñeca política de los Mirábiles, los Zalazar y los Intendentes peronistas,  lograron equilibrar para que el peronismo apabullara.

La gran perdedora fue la artista poggista la Chona Funes que desde su payasesca cirquense terminó votada por nadie. 

En Belgrano el entramado peronista de los García, los Leyes, los Amiela, Stella Lobos, Claudia Pinelli, fueron los grandes ganadores y se quedaron con todo.

Los grandes perdedores fueron el transfuguismo político de Alcaraz de Villa de la Quebrada y Lorenzetti, quien desde la cárcel ha producido todo tipo de movidas en contra del P.J. de Belgrano que se quedó con todo. 

En Pueyrredón los grandes ganadores fueron los Ministros que trabajaron en los circuitos con la militancia codo a codo.

También lo fueron Jorge Toti Videla que le puso el alma a Koslay para ganar, Daniel Orlando que volvió a demostrar que con gestión se gana y el peronismo de La Punta que con Mari Valdivieso le puso fin a la corrupción y la soberbia de su ciudad.

Los grandes perdedores en Pueyrredón son José Riccardo, que claramente volvió a ser perdedor aún de su feudo de la UNSL, Sandra Correa de Poggi,  a pesar de los millones de su Fundación, Gastón Hissa y su soberbia, Facundo Endeiza, que se creyó líder, cuando no ha tenido liderazgo ni para laburar, y Tomás Sarmiento que desde el PRO se creyó más de lo que és.

Un capítulo aparte fue la derrota de Martín Olivero, un pampeano radical, que se hizo peronista por los morrales que le dieron y que a la primera que le dieron un poquito de poder se pintó la cara y se llenó de soberbia. Fue el gran perdedor. 

En Dupuy el gran ganador fue sin dudas Sergio Freixes y que desde su rol articulador logró buscándole la vuelta como le gusta decir, armonizar al P.J., sobre todo en Buena Esperanza para que el P.J. se quedara con casi todo, arañando Unión. Los Intendentes peronistas de Dupuy que incluye al electo Gerardo Díaz, son también ganadores.

Los grandes perdedores fueron los Intendentes radicales Aldo Muñoz, que va a tener que dar explicaciones sobre los pampeanos que agregó en el padrón, Muñoz de Fortuna, Larrauri de Bagual y el vendedor de agua a Mendoza Olivero de Navia.

Amondarían en Buena Esperanza sin recursos y terriblemente sospechado con un cordobés que se cree Gardel y una locutora que se cree Mirta Legrand, completaron el podio de perdedores en el sur de San Luis, con un Mascaró que desde la sombras se olvida como su Jefe Poggi, de todos los beneficios que le dio el P.J.. 

Mas allá de éstas realidades departamentales, hay más grandes perdedores como Oraldo Britos, que cree que desde su banquito de la UATRE, tiene derecho a hablar de San Luis como su San Luis o el peronismo no lo hubiera beneficiado. Se supone que no hablará más, ya que su apoyo a Poggi fue considerado mufa.

Héctor Torino, fue otro que se animó a jugar por Poggi. En Quines y en su Ayacucho su transfuguismo político fue ignorado.

Britos-Torino dos beneficiados del peronismo, que sin careta se quedaron sin verso.

El otro gran perdedor tal vez el máximo de todos del 22 de Octubre fue Enrique Ponce, el Intendente de San Luis, que jugó a dos bandas y se quedó sin nada. A su lista no la votaron ni los empleados municipales y sacó un poco más del 2 %, una verdadera vergüenza. Hoy cercano al PRO por necesidad de impunidad, Ponce, sino hace una elección más o menos en noviembre, será un muerto político.

No valdría la pena nombrarlos pero el círculo periodistico ultra poggista de El Chorrillero con Daniel Miranda, Pascuarelli y su Puntano, Nino Romero y su Dimensión, Milone y su Bomba y el 6,7,8 Otoniel Pere Miranda y su Radio Nacional que pagamos todos, fueron también los grandes perdedores.

La elección del 22 de octubre dejó claro, que la soberbia de los ganadores de agosto, perdedores en Octubre, fueron una realidad, donde Adolfo Rodríguez Saá se erigió políticamente en casi un mito solo con una sola consigna, la humildad.

Visto 2221 veces