Miércoles, 26 Julio 2017 02:42

De la torta del José Hernández a la torta que lo esperaba en el barrio Unión. El Adolfo recibió muestras de afecto de grandes y chicos, no importaba en qué parte de la ciudad se encontraba. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

“Estoy muy feliz con estas mateadas porque tienen una gran ventaja. Son como audiencias públicas donde escucho a los vecinos. Cada uno me cuenta sus problemas individuales y también los problemas del barrio. Algunos los podemos solucionar, otros los encaminamos y en  otros vemos cómo solucionarlos. Son muchos los inconvenientes que tienen los vecinos, pero ninguno es de imposible solución. Vamos a solucionarlos despacito, entre todos, en un clima de armonía y de unidad”, señaló el Adolfo.

Entre mate y pedido de fotos, saludos y felicitaciones, Adolfo escuchó los problemas que tiene la barriada y aseguró: “No son grandes temas, no son grandes problemas, pero se requiere de mucho corazón, de esfuerzo, de preocuparse para encontrar una solución. Algunos son de índole municipal que espero que el intendente también se ocupe”, indicó el Adolfo al referirse a las cloacas o temas como mejorar la seguridad, el tener una escuela. Todas cuestiones que hacen a la gobernabilidad  para darle calidad de vida al pueblo puntano en un reencuentro en el día de su cumpleaños.

“Fue una tarde y una reunión espectacular. Siento una enorme alegría porque me reencontré con ciudadanos y vecinos que, durante toda nuestra trayectoria, tuvimos alguna vinculación o hicimos algo juntos”, concluyó.

Visto 511 veces Modificado por última vez en Miércoles, 26 Julio 2017 03:06