Lunes, 03 Agosto 2020 10:34

Raùl Laborda, el ùnico condenado por opinar en San Luis. Fue querellado por Claudio Poggi por opinar que el cordobès pagò el Dique Nogolì diez veces màs de lo que costaba hacerlo. Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Raùl Laborda, tiene la triste historia en San Luis, de ser el ùnico condenado por opinar contra un Funcionario Pùblico, el entonces Ministro de Hacienda Claudio Javier Poggi.

Raùl Laborda, fue procesado y esa cuestiòn, no solo que fue un acto de censura total donde Poggi usò sus influencias para acallar al periodista Laborda, sino que tambièn le impidiò èste procesamiento, asumir la banca de Diputado Provincial .

En aquel momento existìan todos los mismos que hoy se rasgan las vestiduras en nombre de la Libertad de Expresiòn hoy, porque el ex ñoquis del Senador y apretador y censurador de Poggi, es acusado no de censura, sino de haberse apoderado ilegalmente de un video de la intimidad de una funcionaria y publicarlo sin el consentimiento de la vìctima solo con el ànimo de real malicia .

El video que fue grabado por la funcionario es parte de la intimidad de una persona que lo compartiò como una conversaciòn privada y fue pirateado para hacerlo pùblico, donde el autor del delito no se conoce, pero si del coautor o encubridor que se llama Diego Masci, situaciòn por la cual llega a juicio oral en un Juzgado Penal. 

Raùl Laborda, en su condena a pedido del caradura de Poggi ,  le impidiò asumir en su banca, por la cual habìa sido elegido por la gente, lo que agravò el resultado de la censura, sobre todo, porque al momento de decir o denunciar la corruptela del Dique Nogolì, tenìa inmunidad de opiniòn.

Aùn de èsto el hipòcrita de Poggi, lo hizo condenar, con la misma justicia que cuestiona hoy o pretende condicionar en nombre de la Libertad de Expresiòn, lo que es de cinismo absoluto. 

Diego Masci, un apretador y censurador del periodismo de San Luis, que dejaba sin pauta publicitaria a quien criticara a Poggi, pretende en nombre de la Libertad de Expresiòn justificar el robo, la autorìa o la coautorìa de la exacciòn de un elemento electrònico o mensaje, que de ninguna manera es lo mismo.

El delito que se le imputa es el de violar secretos de la privacidad, con el robo o apoderamiento de un grupo de washap de un mensaje que està protegido por la Constituciòn y por la propias leyes en el mundo,  tambièn en la Argentina.

El apoyo de FOPEA que ha justificado que se utilize la AFI para que Majul demonizara a los opositores, que ha apoyado que el Grupo Clarìn a travès de Daniel Santoro, un Fiscal Federal Carlos Stornelli y un abogado trucho como Marcelo Dalessio, extorsionaran, no tiene ninguna autoridad moral para decir nada, estàn inhibidos por ser còmplices de un sistema corrupto, que tambièn pretendieron defender en nombre de la Libertad de Expresiòn.

La Libertad de Expresiòn no  te habilita a delinquir, menos aùn a violar correos, mensajes o correspondencia para publicarlos en nombre de la Libertad de Expresiòn.

Si fue censura la condena a Raùl Laborda, generada nada màs y nada menos que quien hoy pretende arrogarse la defensa de la Libertad de Expresiòn, el hipòcrita de Claudio Poggi.

 

Visto 418 veces Modificado por última vez en Lunes, 03 Agosto 2020 11:11