La Expo Alfalfa cerró con éxito su segunda edición

La Expo Alfalfa cerró con éxito su segunda edición

La muestra ya trascendió largamente las fronteras de la provincia. Hubo visitantes de Mendoza, San Juan, Córdoba, Salta, La Pampa, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro, Santa Fe, Buenos Aires y Catamarca; en tanto que del exterior, concitó la atención de empresarios transportistas de Brasil.

Más allá del claro aceptación de la propuesta, que de a poco se va convirtiendo en una cita fija del calendario agrícola, los organizadores quedaron muy conformes porque recibieron devoluciones muy positivas de los asistentes. La Expo creó un espacio de encuentro y vinculación entre todos los sectores, mostrando innovación y conocimiento para compartir. También, pudo dotar de información y de herramientas al productor de la zona gracias a que participaron disertantes de destacada trayectoria, al tiempo que desplegó una fuerte convicción de compartir los conocimientos adquiridos. Este panorama alentador motiva a todo el personal de San Luis Logística a trabajar y pensar desde este mismo momento en la tercera edición.

Sebastián Lavandeira, el secretario de San Luis Logística, se mostró muy contento: “Las devoluciones de los productores fueron muy positivas, porque esto se trata de vincularnos. Es un proyecto para toda la región. Nos piden que la repitamos todos los años y que podamos mostrar la producción de San Luis”.

“La concurrencia superó ampliamente las expectativas. Entre la primera edición y la segunda evolucionamos mucho en las temáticas elegidas para las disertaciones y los ensayos que se presentaron. Tenemos a los mejores profesionales del país”, agregó el funcionario, quien además sostuvo: “Hay productores, comerciantes y profesionales de diferentes áreas relacionadas al agro que se acercaron a participar. Esta vez decidimos que, más allá de tocar temas referidos a la producción, las técnicas, el manejo y el cultivo en sí, decidimos enfocar el contenido en la industrialización y comercialización de la pastura. Lo que queremos es mostrar el modelo de negocio de la alfalfa de exportación que estamos desarrollando en la provincia a quienes nos visitan desde diferentes puntos del país”.

Lavandeira destacó que hoy San Luis, luego de apenas tres años de trabajo, exporta el 6% de toda la alfalfa que sale de la Argentina hacia los mercados del mundo. “Esto da cuenta de la gran perspectiva de crecimiento que tenemos en la provincia, por eso decimos que no hay un techo”, afirmó.

También se refirió a la posibilidad, planteada por los productores, de armar un mercado de referencia. “Ellos quieren previsibilidad, sustentabilidad y no un proyecto volátil; es difícil invertir en este sector, pero nuestra intención es darles tranquilidad. Vamos paso a paso. Todo el proceso que abarca la potenciación de la alfalfa en San Luis tiene un triple impacto. En primer lugar vamos en la búsqueda de cuidar el medio ambiente, ya que todo comenzó con acciones de mitigación a la emergencia hídrica registrada en la zona de la Cuenca del Morro, ya que se trata de un cultivo con una gran capacidad de absorción. A ello se le suma lo económico y lo social, porque genera mucho trabajo y ha ido reactivando zonas que estaban anegadas. Todo esto confluye en este simposio, donde los productores se interiorizan del negocio de alfalfa, cuyo modelo es abierto y con gran demanda, para lo cual la provincia de San Luis cuenta con las instalaciones e infraestructura para procesar y participar en los mercados internacionales”, sostuvo.

Alejandro Marín, titular de Agrozal, cree que lo más importante es “darle difusión a la alfalfa”. Por eso calificó a la Expo como muy exitosa, con auditorios que estuvieron llenos. “Juan Vasquetto, uno de los economistas que disertó, planteó la necesidad de organizar la comercialización. Y esa es la idea más allá de la calidad de la producción, buscar herramientas para darle transparencia al mercado y seguridad, tanto al productor como al consumidor, que necesita un insumo de calidad”, focalizó.

El funcionario recordó: “Alquilamos el campo experimental Don Hugo, que tenía 250 hectáreas, que habían sufrido anegamiento, para probar la pastura. Primero sembramos 300 hectáreas, y luego otras 250. El cultivo está muy bien, lo que demuestra que es una herramienta para recuperar suelos perdidos. También permite disminuir el nivel de la napa freática y mantenerla a un metro, metro y medio de profundidad. Es otro uso de la alfalfa, el de recuperar suelos perdidos, como pasó con el río Nuevo”.

La Expo Alfalfa segunda edición se puede revivir ingresando al siguiente enlace: https://sites.google.com/view/expo-alfalfa-2da-edicin/inicio?authuser=0